Únete a la (R)evolución Knowmad

Únete a la (R)evolución Knowmad

por Daniel Navarrete

La historia nos ha enseñado que toda revolución detonó siempre de abajo hacia arriba. Sin embargo, mucha gente espera que las reformas y los cambios se impulsen desde los gobiernos y la inversión privada (de arriba hacia abajo). Nunca antes la humanidad ha tenido la oportunidad de lograr una verdadera disrupción en todas direcciones, aprovechando los beneficios que proveen las tecnologías sociales. El momento es propicio para iniciar una revolución en la sociedad y el desarrollo del capital humano de nuestras naciones, a fin de crear un nuevo valor que nos ayude en una época de profundos cambios. (Mundo Knowmad, 2016)

 

Si leíste el libro desde el inicio o solo te bastó revisar algunos capítulos para sentirte identificado: te doy la bienvenida. Como editor de esta versión decidí insertar mi aporte en la última parte para ofrecerte el espacio de reflexión e impulso que necesitas para iniciar el proceso de destruirte y reinventarte como un knowmad. Adopta este espacio como tu ¡área de lanzamiento!

Al igual que muchos y, mientras transcurrían las páginas, fui descubriendo que todo lo que describían estos autores tenía que ver mucho conmigo. Concuerdo con Raquel Roca, en su colaboración Be a knowmad, my friend, cuando dice que encontrarse en el camino a Knowmad Society era como un evento producido a tiempo, como algo que tenía que pasar. Leerlo fue para mí, más que una simple lectura, una experiencia de autoconocimiento, de descubrirme a mí mismo; de advertir que los knowmads muchas veces sin saberlo, siempre estamos persistiendo en crear valor en condiciones ‘tradicionales’, aún cuando mucho de nuestro nivel de competencias es invisible en la educación formal. Nosotros nos enfocamos en generar resultados de impacto significativo con lo que sabemos.

Es por ello que publicar Knowmad Society en español es otra forma de agradecer. Conocer el trabajo que hizo John Moravec junto a todos los coautores, fue como ‘resetear’ para volver a empezar.

El knowmad no teme el fracaso

En el año 2010, trabajé como administrador en una empresa textil en Lima. Aprendí todos los aspectos importantes del negocio y luego de un tiempo decidí renunciar para crear mi propia empresa en el mismo rubro. Me asocié con un amigo que tenía todos los contactos de proveedores y formamos Cottonblue, una empresa textil de ropa de cama. Dejé la estabilidad de un trabajo fijo y me mudé junto a mi esposa y mis dos pequeños hijos a un nuevo apartamento que quedaba cerca de nuestra fábrica. Nuestro primer cliente fue una importante cadena de supermercados en Perú y las primeras ventas fueron exitosas. Repartíamos productos a nivel nacional. Hasta que un día, cuando me preparaba para visitar a un nuevo cliente, encontré a mi socio fuera del taller de confección y me comunicó, visiblemente preocupado, que durante la noche habían ingresado por el techo unos ladrones y se habían llevado todos nuestros equipos y materia prima. Fue el peor día de mi vida. Había fracasado estrepitosamente. El futuro prometedor se había disipado en tan solo unos segundos y yo tenía una familia por la cual debía responder. Intentamos luego de ello remontar con una tienda en un centro comercial pero no lo logramos. Tuvimos que cerrar.

Un fracaso de esa magnitud es difícil afrontar, pero mi espíritu emprendedor permanecía intacto. Al poco tiempo, me encontraba buscando en internet algunos cursos sobre innovación y otros relacionados a la Cultura Digital. Aunque el panorama no era nada claro al inicio, algo me atraía a relanzar mi carrera profesional en esa dirección. Todo ello me resultaba muy interesante. Fue así que llegué al concepto knowmad, descrito en el blog de una escuela de innovación y emprendimiento de España. A partir de allí nada sería igual. Sabía que debía rediseñar mi carrera profesional y ‘comerme a mí mismo’, como dice Hugo Pardo Kuklinski, para transitar hacia un perfil knowmádico. Configuré mi primer entorno personal de aprendizaje y me especialicé sobre diseño para la innovación en educación (combinando cursos online, offline y mi expertiste acumulado durante los años que trabajé en aula en centros educativos de Lima). Tuve la oportunidad de trabajar con profesionales que se dedican a la innovación y en proyectos con educadores y estudiantes, en sesiones de diseño y prototipado. Fue así que transité por un proceso de ‘destrucción creativa’. Es por esto que cuando surge la discusión de cómo ‘ser’ un knowmad, esperando recibir la receta secreta, solo estoy en capacidad de recomendar un posible primer paso para migrar hacia el perfil [mindset] knowmádico:

El nuevo estado de un profesional, luego de un proceso de destrucción creativa, debería ser de flujo y aprendizaje. Partir desde la curiosidad para identificar motivaciones instrínsecas y conectarlas con oportunidades de resolver problemas reales. Aprovechar las oportunidades que se ofrece en el espectro de la Economía de la Atención. Allí el fracaso es capitalizable, porque con la experiencia no solo tú puedes aprender de él, sino otros también y visibilizar esa experiencia en know how y contenidos de valor. Es así que el fracaso adquiere un nuevo significado.

Después de que leí todo el libro, ya no me quedaban dudas: tenía que hacer algo con ello. Conocí a John en el 2014, en un evento sobre los knowmads realizado en Lima. Le comenté sobre mi interés de impulsar una iniciativa de emprendimiento social. Él se mostró muy abierto a las ideas y alentó mi proyecto. Mundo Knowmad había sido creado.

Así que no importa de dónde vengas, a qué te dediques o cuántas veces hayas tenido que empezar; siempre estarás a tiempo de reinventarte y elaborar una estrategia; de tener la capacidad de comprender que el proceso de aprendizaje es continuo y no puede (ni debe) ser asumido como un fenómeno exclusivo de la educación tradicional. La sociedad exige respuestas rápidas y ahora más que nunca tenemos los recursos para hacer frente a ese desafío.

Mundo Knowmad y el inicio de la (r)evolución

Mundo Knowmad existe para impulsar el surgimiento de individuos capaces de enfrentar con éxito las exigencias de una sociedad posdigital. Aunque nos hemos constituido como una asociación sin fines de lucro (para otros ONG), actuamos más como en un ‘organizador’ como mencionan Bianca Stokman y Edwin de Bree en su aporte. Somos una red de profesionales que diseñamos proyectos orientados a cumplir nuestra misión, tanto en la educación formal, como fuera de ella. Uno de esos proyectos es Disruptiva, la primera aceleradora para la educación del siglo 21. Una iniciativa que ayuda a las instituciones educativas a rediseñar sus propuestas hacia ofertas pedagógicas innovadoras a nivel prototipo, acordes a las demandas de un mundo en rápida evolución. La misión es ayudarles a dar ese leapfrog y responder a las exigencias de la apremiante Sociedad 3.0. Una red de profesionales expertos en tecnología e innovación en educación, provenientes de diversos países de Latinoamérica, otorgan mentoría en nuestras intervenciones.

A la red de Disruptiva se han integrado expertos de primer nivel, como Ismael Burone, de Uruguay, que es Magister en Educación con énfasis en Gestión de Centros Educativos por la Universidad Católica del Uruguay y Postgraduado en Entornos Virtuales de Aprendizaje (OEI) y Melania Ottaviano, de Argentina, que tiene un Máster en desarrollo de plataforma E-learning por la Universidad Carlos III de Madrid, España. Licenciada en Psicopedagogía por USAL, Profesora de nivel medio y universitario especializado en Psicopedagogía, USAL. Miembro del equipo TedxRíodelaPlata Educación. El objetivo es tejer redes transnacionales de mentores, diseñadores e instituciones para ayudar, dentro de la educación formal, a liderar el proceso de cambio. ¿Te gustaría formar parte?

¡Únete!

Pero ése es uno de los tantos proyectos que vamos a desarrollar, así que te invito a que integres esta red. Nos consideramos como un espacio para incubar ideas, como una plataforma para respaldar y lanzar iniciativas cuyos objetivos aceleren el surgimiento de la Sociedad Knowmad. Abrimos los brazos a socios en Latinoamérica para diseñar y ejecutar proyectos que conecten knowmads, innoven en educación, creen redes de valor e impulsen la gestión ágil, la innovación y el emprendimiento en organizaciones públicas, privadas e informales, junto a nosotros.

Así que no esperes más, únete a la (r)evolución y adáptate ahora que puedes, antes de que sea demasiado tarde.

Referencias

Roca, R (2017). Be a Knowmad, my friend. Sociedad Knowmad.

Pardo Kuklinski, H. (2015). 10 pistas para rediseñar tu carrera como una start-up.

[Volver a la Tabla de Contenidos]