Introducción a la Sociedad Knowmad

Introducción a la Sociedad Knowmad

por John W. Moravec

La aparición de la Sociedad Knowmad nos afecta a todos. Su surgimiento es producto de las transformaciones que ocurren en un mundo impulsado por la aceleración exponencial tecnológica y social, la globalización, y la presión por contextos creativos, que propicien la innovación. Es a la vez emocionante y aterrador. En ella se nos presenta nuevas oportunidades, desafíos y responsabilidades. Y reconocemos que, en un mundo de cambios acelerados, el futuro es incierto. Esto lleva a una pregunta clave: En un mundo consumido por la incertidumbre, ¿cómo podemos asegurar nuestro éxito como individuos, el de nuestras comunidades y del planeta?

 

Este libro explora el futuro del aprendizaje, el trabajo y la forma en que nos relacionamos unos con otros en este paradigma emergente. En una entrada de blog en Education Futures, he definido un knowmad como:

[…] Un trabajador nómada del conocimiento es una persona creativa, imaginativa, innovadora y que puede trabajar con casi cualquier persona, en casi cualquier momento y lugar. La sociedad industrial está dando paso al trabajo basado en el conocimiento y la innovación. Mientras que en la industrialización era necesario establecerse en un solo lugar para realizar una función o alguna actividad muy específica, los puestos de trabajo asociados a los trabajadores del conocimiento y de la información se han vuelto mucho menos específicos en relación con la tarea y el lugar. Por otra parte, las tecnologías permiten a estos nuevos trabajadores ejecutar sus actividades dentro de un paradigma de opciones más amplio del concepto espacio, incluyendo “real”, virtual o mezclado. Los knowmads pueden reconfigurar de forma instantánea y recontextualizar sus entornos de trabajo. Al poseer una mayor movilidad están creando nuevas oportunidades. (Moravec, 2008).

En otras palabras, los knowmads son una extensión del concepto “Trabajadores del Conocimiento” de Peter Drucker (1992), integrando la convergencia de la aceleración del cambio tecnológico y la globalización. En particular, el uso de tecnologías avanzadas de la información y la comunicación permiten que los knowmads trabajen más allá de las nociones propias del siglo XIX, de los estados-nación, la identidad corporativa e identidad social. Para algunos, el knowmadismo se realiza mediante el aprovechamiento de las redes sociales (es decir, Twitter o blogs) las cuales añaden una capa adicional de actividades sociales y / o profesionales que desafían el confinamiento a zonas geográficas en particular y a normas operativas que podrían haber estado restringidas hasta hace unos diez años atrás. Para otros, los knowmads se involucran en trabajos que suelen ser de tipo transnacional, transcultural, y post-organizacional. Y algunos otros pueden desarrollar y aplicar dicha experiencia individual en la creación de un nuevo contexto, lo cual permite que estos sean considerados como profesionales ‘postnacionales’ y ‘postculturales’.

Los knowmads son valorados por el conocimiento personal que poseen, el cual les otorga una ventaja competitiva. También se sienten responsables por diseñar su propio futuro. Esto representa un cambio masivo que transita desde el modelo de trabajo agrícola, industrial y basado en información, en donde nuestras relaciones y responsabilidades eran estáticas y claramente definidas por los demás.

En el pasado, hemos postulado a empleos. Ahora se nos demanda diseñar nuestro propio trabajo.

En 2020, proyectamos que el 45% de la fuerza de trabajo occidental será knowmadica. Incluso este número crecerá. Es decir, los puestos de trabajo que asumimos y las formas en que nos relacionamos unos con otros requerirán menos especificidad acerca de la tarea y el lugar. Los knowmads pueden reconfigurar y recontextualizar de forma instantánea sus entornos de trabajo. Los avances en temas de movilidad proporcionados por el desarrollo tecnológico conducen a la creación continua de nuevas oportunidades. Un knowmad solamente se emplea en un puesto de trabajo, siempre y cuando él o ella pueda añadir valor a una organización. Si no es así, es el momento de pasar al próximo desafío.

Los knowmads diferencian claramente el concepto de ‘empleo’ con el de ‘trabajo’. Los empleos son posiciones, actividades temporales u otras formas similares. En cambio la noción de trabajo es a largo plazo en términos de alcance y hace referencia a la creación de resultados significativos. El trabajo se diferencia al de una carrera (profesional) en la Sociedad Knowmad. Mientras que una carrera es algo que una persona “lleva” durante toda la vida, el trabajo es un conjunto de actividades respaldado por elementos que son intencionales a nivel personal. En otras palabras, los resultados del trabajo de un knowmad son de responsabilidad exclusiva.

Los knowmads se esfuerzan por definir y refinar continuamente su trabajo. Esto se puede expresar a través de ocupar diversos trabajos, aprendizajes, emprendimientos, actividades sociales, etc. Si existe una pequeña nueva oportunidad para crear un cambio y el knowmad ya hizo una diferencia en su trabajo, entonces será hora de seguir adelante. Si uno no posee una dirección intencional para conducir uno de varios trabajos, debemos cuestionar entonces si esa persona ha encontrado su camino.

La Sociedad Knowmad presenta una orientación acerca del futuro que se proyecta no sólo sobre nuestra fuerza de trabajo, sino también examina las implicaciones sociales, educativas y políticas para el desarrollo del capital humano, relevante en el marco del siglo XXI. Nos encontramos en una encrucijada en la que podemos diseñar un nuevo renacimiento humano, construido sobre el uso oportuno de la imaginación, la creatividad y la innovación – o podemos condenarnos a nosotros mismos para repetir nuestros errores del pasado.

Este libro se basa en las ideas de muchos otros que también observan el advenimiento de la Sociedad Knowmad. Algunos ejemplos interesantes incluyen:

  • La movilidad está aumentando, espacialmente, mentalmente y electrónicamente. Esto, a su vez, crea nuevas oportunidades y desafíos para lograr integrarnos interpersonalmente y como ciudades organizadas (véase Abbas, 2011).
  • Digital nomads, tal como se define en Wikipedia (“nómada digital”, N. D.), son: “individuos que emplean las tecnologías digitales para llevar a cabo sus actividades laborales y generalmente poseen un estilo de vida nómada. Esos trabajadores suelen ejecutar sus labores de forma remota desde su casa, cafeterías y bibliotecas públicas para colaborar en equipos de todo el mundo”. Esta es una idea que Makimoto y Manners (1997) exploraron ampliamente en su libro Digital Nomad.
  • 1099 workers – contratistas independientes (nombre de uso frecuente en el Servicio de Impuestos Internos 1099, EE.UU.) – son un segmento creciente de la economía en los Estados Unidos (véase esp. Kotkin 2012.).
  • Richard Florida desarrolló el concepto de la clase creativa de trabajadores de la innovación y la creación de contextos, consistente en un núcleo super creativo, trabajadores del conocimiento tradicionales y nuevos bohemios (Florida, 2004, Florida, 2005).
  • Richard Oliver (2007) discute la deriva intencional: una necesidad de conectar con nuestro fuero interno a medida que exploramos un futuro incierto. Incluso si no estamos seguros hacia dónde conducimos nuestras vidas, a nivel personal, tenemos que desarrollar un sentido de propósito o simplemente estaríamos perdidos.
  • La Fuerza Aérea de EE.UU, en su investigación basada en el futuro, advierte sobre los ‘individuos hiper-potencia’, ayudados de tecnologías, capaces de crear más daño y caos que cualquier otra nación podría en el siglo precedente. La eliminación de las barreras tecnológicas de tiempo y espacio significa un mayor número de personas y organizaciones que tendrán un rol importante en las consolidación de futuras sociedades (Geis et al., P. Xv).

…y así.

La línea de fondo: El talento individual se está convirtiendo cada vez más importante en el siglo XXI. Lo que uno sabe y puede hacer con sus conocimientos en diferentes formatos contextuales impulsa nuevas posibilidades de empleo. En otras palabras, las personas que pueden innovar y generar nuevo valor con sus conocimientos conducirán al crecimiento del empleo. Aquellos que no lo hagan serán subcontratados, reemplazados por máquinas o pasarán de moda por aquellos que sí pueden enfrentar el reto (inspirado por Clarke, 1980, pág. 96).

En 2010, Cristóbal Cobo y yo comenzamos el proyecto Invisible Learning, que estaba destinado a resultar en ediciones en español y en inglés, como un libro de disponibilidad libre bajo una licencia Creative Commons. Nos sorprendimos cuando la Universidad de Barcelona se contactó con nosotros e indicó que estaban interesados en publicarla, pero sólo en español (como Aprendizaje Invisible). Fue un placer trabajar con ellos. Posteriormente pudimos publicar una edición digital gratuita del libro en el año 2011. El producto fue un éxito y más de 50.000 copias fueron distribuidas en el primer año (las que podíamos contar). ¡No está mal para un texto de educación!

Los capítulos que Cobo y yo compartimos en este libro son descendientes directos del proyecto Invisible learning. En el primer capítulo, presento el concepto Sociedad Knowmad en el contexto del rediseño de la educación. Ésta es una traducción y actualización del Capítulo 1 en Invisible Learning, donde describo la transición de lo que denomino como Sociedad 1.0 a la Sociedad 3.0. En el siguiente capítulo, Cobo ofrece un resumen de los puntos clave que hemos hecho en otras partes del libro, con actualizaciones, y una contextualización más significativa a la Sociedad Knowmad. Mientras yo me centro en la construcción de teorías, Cobo conecta con estudios de política entre otras perspectivas.

El impacto de la recombinación de espacios y relaciones sociales en la educación no puede ser ignorada por más tiempo. Los estudiantes en la Sociedad Knowmad deberían aprender, trabajar, jugar y compartir en casi cualquier configuración. Sin embargo, hay poca evidencia para apoyar cualquier afirmación de que los sistemas educativos se están moviendo hacia un paradigma habilitado para los knowmads. Tenemos que preguntarnos: ¿Para qué estamos educando? ¿Estamos educando para crear obreros y burócratas? o ¿estamos educando para crear innovadores, capaces de aprovechar su imaginación y creatividad?

Thieu Besselink ofrece una aproximación estética a la enseñanza reimaginada en la Sociedad Knowmad, donde los maestros, junto con los estudiantes, tienen que reorientar la entrega de información y las evaluaciones hacia un experiencia que tenga como objetivo construir algo nuevo y significativo para todos. En lugar de preocuparse por el modelo de aprendizaje de ‘arriba hacia abajo’, él ofrece una vía para reinventar el rol de los maestros como el de ‘coreógrafos de aprendizaje’ que guían a “desentrañar experiencias, fuentes de inspiración y energía que pueden ser los bloques de construcción para la Búsqueda”.

Christel Hartkamp ofrece un enfoque diferente al del esquema basado en políticas que Cobo sugiere. Sostiene que para que los jóvenes tengan éxito en la Sociedad Knowmad, deben tener la posibilidad de encontrar y construir su propio camino, lo cual requiere del desarrollo de habilidades que no están presentes en la educación general. Al reflexionar sobre sus propias experiencias, presenta un caso para expandir la educación tipo Sudbury, para permitir a los niños a “crecer como personas autónomas, mostrando iniciativa y emprendimiento, saber cómo usar sus conocimientos, sus talentos, y cómo tomar decisiones sobre la base de sus propios juicios”.

Pieter Spinder co-fundador de Knowmads Business School en Ámsterdam en el año 2009. Esta escuela ofrece una plataforma alternativa para jóvenes interesados en desarrollar sus habilidades creativas empresariales en contextos socialmente sostenibles e innovadores. Él bromea sobre el hecho de que los estudiantes no obtienen un diploma, pero tienen la posibilidad de hacerse un tatuaje cuando terminen. Pero, al igual que el tatuaje en sí, la escuela ofrece la posibilidad de la redefinición y diseño personal. Este desarrollo a nivel individual y de expresión es fundamental para el éxito en la Sociedad Knowmad.

Edwin de Bree y Bianca Stokman relatan sus experiencias en organizaciones jerárquicas planas. En la Sociedad Knowmad, ellos se preguntan si necesitamos muchas capas de gestión o ¿podemos formar estructuras organizativas que permitan a las personas actuar como sus propios jefes y al mismo tiempo hacer lo que es correcto para la institución? Ellos proporcionan varios ejemplos de su propio trabajo en el proceso de “des-jerarquizar” organizaciones y discuten sobre el potencial de no sólo ahorrar costos, sino también sobre las nuevas oportunidades que ofrece una ‘mano de obra empoderada’.

Christine Renaud impulsa una startup canadiense llamada E-180. Utilizando tecnologías sociales, ella y su equipo trabajan para trasladar el aprendizaje de las aulas y de otros entornos formales a lugares que son más naturales para los seres humanos, por ejemplo, una cafetería. Ella nos relata sobre reuniones de intercambio de conocimientos que facilita su empresa y argumenta que hay un hambre de aprendizaje colaborativo que podemos integrar en la sociedad. Diversos investigadores de la educación han venido hablando mucho sobre el aprendizaje permanente, pero ¿qué pasa con la enseñanza para toda la vida?

Ronald van den Hoff ha construido un negocio fuera del apoyo knowmad. Tuve el placer de conocerlo en 2009 después de que nos dimos cuenta de que los dos estábamos trabajando con modelos casi idénticos de la Sociedad “3.0” (él prefiere llamarla “Society30” para que coincida con la URL de su reciente libro, Society 3.0: http: // www .society30.com). Su empresa, Seats2Meet.com, ofrece no sólo espacios de coworking para trabajadores knowmádicos, sino que también integra tecnologías que ayudan a facilitar la colaboración, cocreación, y la construcción de relaciones productivas con otros profesionales. En la contribución que hace en este capítulo, sostiene que los knowmads son un componente esencial de la “Organización 3.0”. Participar en la co-construcción de su negocio ha sido muy gratificante.

Finalmente, el senador de los Estados Unidos Gary Hart, presenta un epílogo perspicaz que invoca a los líderes políticos a despertar a la realidad de la Sociedad Knowmad, e insta a apoyar el asunto de mantener la seguridad entre las naciones. Los knowmads rompen las barreras en lugar de crear otras nuevas, es por eso que en ese sentido se vuelve necesario definir nuevas responsabilidades públicas para proporcionar un futuro positivo para los ciudadanos, naciones y nuestro planeta.

Ofrecemos una amplia gama de perspectivas, pero todas unidas bajo la idea central de que el futuro se está volviendo mucho más impredecible y las viejas estructuras sociales pierden su valor – en especial las relacionadas con la educación. A pesar de todo, estamos de acuerdo en que podemos dar lugar al cambio, hoy.

Hay una fuerte presencia holandesa en este libro y esto no es casualidad debido a que los holandeses están construyendo el camino de transición hacia la Sociedad Knowmad. Han tenido un buen comienzo, con la ayuda de la geografía favorable de Randstad, que conecta muchas ciudades pequeñas, unidas en una mayor área metropolitana similar. Para lograr su éxito fue fundamental una red ferroviaria fiable. Viajar en tren a varias ciudades para trabajar y cumplir con sus responsabilidades, se ha convertido en una actividad tan casual como tomar el metro a un lugar de trabajo regular en una ciudad normal concentrada. En esencia, muchos ciudadanos holandeses ya son nómades en sus trabajos y un número cada vez mayor en esta forma de trabajo representa una transición natural.

El cambio es naturalmente aterrador para los seres humanos y vivir en la Sociedad Knowmad implica que los “valores” que disfrutamos en el pasado son obsoletos (por ejemplo, el empleo de por vida en una organización, la promesa posterior de jubilación y constantes flujos de ingresos). De hecho existen muchos desafíos y pueden ser interpretados como oportunidades para los trabajadores knowmádicos y los políticos para co-crear nuevas soluciones. En su lugar optamos por centrarnos en los aspectos positivos de la Sociedad Knowmad y en cómo generar resultados positivos.

En nuestro enfoque, hacemos una diferenciación mínima entre el aprendizaje y el trabajo. El pensamiento knowmádico y el emprendimiento a nivel individual expone los ‘meta espacios’ difusos entre cada uno, abriendo nuevas oportunidades para nuevas combinaciones de aprendizaje formal, informal, no formal y ‘serendipítico’. Como en el proyecto de Invisible Learning, nos centramos en educar para la creación de conocimiento personal que no se puede medir fácilmente. En el mundo de los negocios, esto se refleja en aplanar nuestras relaciones organizacionales (“des-jerarquización”) y prestar atención al caos inherente y ambiguo en los sistemas cognoscitivos, en lugar de combatirlo (inspirado especialmente en Allee, 2003 y McElroy, 2003).

He organizado este libro para presentar un espectro de ideas de lo abstracto y académico hasta lo práctico. Mi filosofía editorial no es conformar el capítulo de cada autor a una perspectiva unitaria (o un lenguaje estandarizado), sino presentar una ecología de perspectivas – en las propias palabras de cada uno de ellos. Al leer este volumen, leerá muchas incongruencias y contradicciones directas. Todos ellos tienen un propósito. Nadie conoce el futuro y tampoco pretendemos tener todas las respuestas correctas. Lo que esperamos, sin embargo, es provocar que se una al diálogo.

Por favor rompe las reglas. Nosotros lo hicimos.

Este libro representa una conversación que no termina. Está destinado a ser áspero en los bordes. Presentamos nuestras ideas como chispas para encender el diálogo, e invitar a su aportación y posterior desarrollo. Mi enfoque filosófico cuando confeccioné este libro era presentar las ideas de cada autor tal como son. Esto significa que a la hora de editar toqué el texto de cada uno tan poco como pude para que las voces y opiniones individuales puedan surgir mejor. Y queremos escuchar tu voz, también.

Si posees una copia impresa de este libro, por favor no la trates como si fuera un libro tradicional. Escribe en él, dibuja en los márgenes, resalta las partes que te gustan y escribe ¡patrañas! sobre las partes que no te gustan. Arranca páginas; combina tus propias ideas y comparte con los demás. Todo este volumen posee licencia Creative Commons, lo que significa que te animamos a copiar, redistribuir y remezclar este trabajo. Todo lo que pedimos es que se comparta por igual con los demás, se otorgue crédito por las ideas de aquí que utilizas y haznos saber cómo te has añadido a la conversación.

En nombre del equipo que ha contribuido a este libro, esperamos co-desarrollar la Sociedad Knowmad contigo.

Referencias

Abbas, Y. (2011). Design for transience: Distributed selves/distributed spaces. Retrieved from http://klewel.com/conferences/lift11/index.php?talkID=11

Allee, V. (2003). The future of knowledge: Increasing prosperity through value networks. Amsterdam; Boston: Butterworth-Heinemann.

Clarke, A. C. (1980). Electronic tutors. OMNI, 2(9), 76–78:96. Retrieved from https://ia701206.us.archive.org/29/items/omni-magazine-1980-06/OMNI_1980_06.pdf

Cobo, C., & Moravec, J. W. (2011). Aprendizaje invisible: Hacia una nueva ecología de la educación. Barcelona: Laboratori de Mitjans Interactius / Publicacions i Edicions de la Universitat de Barcelona.

Digital nomad. (n.d.). In Wikipedia. Retrieved August 26, 2012, from http://en.wikipedia.org/wiki/Digital_nomad

Florida, R. L. (2004). The rise of the creative class: And how it’s transforming work, leisure, community and everyday life. New York, NY: Basic Books.

Florida, R. L. (2005). The flight of the creative class: The new global competition for talent (1st ed.). New York: HarperBusiness.

Geis, J. P., Kinnan, C. J., Hailes, T., Foster, H. A., & Blanks, D. (2009). Blue Horizons II: Future capabilities and technologies for the Air Force in 2030. Maxwell Airforce Base, Alabama: Air Force Press. Retrieved from http://www.au.af.mil/au/awc/awcgate/cst/csat65.pdf

Kotkin, J. (2012). The rise of the 1099 economy: More Americans are becoming their own bosses. Forbes. Retrieved from http://www.forbes.com/sites/joelkotkin/2012/07/25/the-rise-of-the-1099-economy-more-americans-are-becoming-their-own-bosses/

Makimoto, T., & Manners, D. (1997). Digital nomad. New York: Wiley.

McElroy, M. W. (2003). The new knowledge management: Complexity, learning, and sustainable innovation. Burlington, MA: Butterworth-Heinemann.

Moravec, J. W. (2008, November 20). Knowmads in Society 3.0. Retrieved from http://www.educationfutures.com/2008/11/20/knowmads-in-society-30/

Oliver, R. (2007). Purposive drift: Making it up as we go along. Retrieved from http://changethis.com/manifesto/31.06.PurposiveDrift/pdf/31.06.PurposiveDrift.pdf

[Volver a la Tabla de Contenidos]